El objetivo principal que busca el diseño sostenible es reducir la contaminación, re-utilización de las materias primas y posterior reciclaje.

También es importante reducir la contaminación que se produce durante el proceso y disminuir el gasto de energía que requiere fabricar el producto final.

Si estás leyendo estas líneas seguro que te interesa cómo se puede hacer esto al crear un producto, pues bien, dependerá del tipo y ámbito del producto.

Estos ámbitos son variados, desde la economía, pasando por el desarrollo local o los derechos humanos.

La finalidad siempre es hacer un beneficio a la sociedad. Se Intenta provocar el menor impacto posible en el medio ambiente utilizando materias primas sostenibles e intentando que sea rentable.

Algunos ejemplos de diseño sostenible que podemos encontrar son los siguientes:

  • Detonador de minas terrestres propulsado por el viento. Dispositivo impulsado por la fuerza del viento cuyo objetivo es salvar vidas detonando minas terrestres al terminar un conflicto, en zonas donde se cree que existen. Posee sensores GPS para indicar caminos libres de peligros
  • Sistema de construcción basado en LEGO. Facit D.Process se inspira en LEGO para construir sus casas. A partir de impresiones 3D se crean ‘piezas’ con la forma exacta facilitando el montaje y minimizando el desperdicio de materia. Además se mejora la térmica de la casa ahorrando energía
  • Cultivo urbano vertical mediante el sistema Sky. Reduce el impacto ambiental, favorece la seguridad alimentaria y es un sistema de bajas emisiones. Se emplean métodos eficientes de producción para reducir el uso de los recursos que suele tener un cultivo: tierra, agua y energía

 

Por supuesto si tienes alguna pregunta o simplemente te apetece charlar del tema puedes contactar con nosotros cuando quieras